Buscar

MUJERES DE AGUA

Alianza francesa, Guadalajara, Jalisco, México.






Algo que define al arte figurativo es la representación de un modelo reconocible, sin embargo hay formas de seguir esta definición. Partiendo de ello comienzo con otra premisa muy sencilla, el comportamiento del agua como fluido. El fluido tiene una particularidad: aunque tiene cierta cohesión entre sus partículas, estas adquieren la forma de lo que las contiene. Refiriéndonos ahora a la contención de un fluido, las obras dan un rango mayor de importancia a esa imaginaria contención, que al contenido dentro de esta. La búsqueda en este trabajo es más de forma que de contenido, o mejor dicho el mensaje para el artista está en la misma conformación de la imagen que en la comunicación de un mensaje externo. Aquí el arte figurativo está subordinado a su infraestructura más abstracta, en donde ese imaginario espacio de contención, casi siempre menospreciado a un lugar subordinado en la composición, llega a ser tan importe como la figura principal. Al menos en este mundo imaginario es posible el capricho, donde los elementos son como el artista desea, más allá del por qué, está el cómo, la búsqueda del resultado plástico ya imaginado, con el mayor grado posible de control sobre las reglas del juego auto impuesto.

Mujeres de Agua está integrada por 19 piezas de diversas técnicas elaboradas de manera intermitente durante los últimos 3 años. Para López Galván esta muestra representa un momento de libertad creativa en el que tiene la posibilidad de decidir qué forma darle a su obra. “Llevo seis años pintando y durante todos estos seis años siempre fui un artista figurativo que intentaba llegar a cierto realismo con sus obras, intentaba hacer una representación realista de algo y con el tiempo me fui dando cuenta de que podía en vez de hacerlo de esa forma, podía dedicarme a hacer que esos modelos hicieran lo que yo quisiera, que yo les diera la forma que yo quisiera y ahora tengo mucha más libertad que antes en mi trabajo, me da mucho gusto llegar a ese momento donde tengo esa libertad”. Afirma que la única manera de alcanzar esa libertad es trabajar y trabajar hasta tener suficiente técnica como para decir “yo ya puedo decidir cómo quiero que sean las formas de las personas y que éstas se vean realistas o creíbles de alguna forma”.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

beinArt