Buscar

FALSOS CINOCÉFALOS

Instituto estatal de la cultura, Julio 13 - Septiembre 15.

Falsos Cinocéfalos

Primeramente es necesario escudriñar etimológicamente los componentes del título de la exposición, para así poder profundizar en la temática vinculada a este.

Cinocéfalos del prefijo "cyno" viene de la forma combinada del griego “Canis” que significa "perro" y el sufijo "cefálico" viene de la palabra latina “cephalicus”, que significa "cabeza" literalmente se traduce como "cabeza de perro". Personajes mitológicos, con apariencias indefinidas por las ambiguas referencias que hay de ellos, en ocasiones eran descritos como devoradores de carne humana. Tal vez el más famoso asociado a estos personajes era San Cristóbal, el cual es posible encontrar en imágenes medievales como un hombre que literalmente tenía cabeza de perro.


Ahora bien, el origen de la palabra cínico proviene del griego clásico Canino” (Kyon, Kynós), que significa “perro”. La escuela filosófica cínica fundada por el filósofo griego Antístenes y teniendo como máximo exponente al filósofo Diógenes, se caracteriza por la crítica a la sociedad, las instituciones, el poder, las costumbres, las reglas y los dogmas. Consideraban que la civilización y su forma de vida era un mal que esclaviza y que la libertad venía dada siguiendo una vida simple y acorde con la naturaleza. El hombre llevaba en sí mismo ya los elementos para ser feliz y conquistar su autonomía era de hecho el verdadero bien, de ahí el desprecio a las riquezas y a cualquier forma de preocupación material. Con menos necesidades se es más libre y más feliz. Es el hombre que vive la vida sencilla, como la vive un perro.

Desde este enfoque, la exposición es un retrato cínico de la sociedad y la posición que toma el autor sobre esta. Y al mismo tiempo un ejercicio formal en búsqueda de libertad creativa, dejando que la intuición haga presencia dentro de la formalidad del retrato, priorizando la narrativa compositiva sobre la simbólica, que para los cínicos está supeditada al conocimiento previo y no a la observación directa de la naturaleza. Intentando no dar prioridad a los símbolos ya establecidos para crear los propios, con base en impresiones particulares de la naturaleza y que de alguna forma espera conecten en cierto punto con las del espectador.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

beinArt